Iglesia San Roque

La primera ermita en honor a San Roque, que originariamente se llamó de Casares o de Oreste, fue edificada entre 1728 y 1735, bajo los auspicios de D. José Marín y Cubas, sacerdote de la ciudad de Telde. La actual iglesia se levantó en 1920, aproximadamente, con elementos de la arquitectura tradicional.
El aspecto actual del edificio ha variado con respecto a su forma original e histórica, pues de la primitiva ermita, de reducidas dimensiones y de estilo mudéjar, solo se mantiene la sacristía y el presbiterio, siendo un añadido la nave y su fachada. Esta última se caracteriza por tener una portada sencilla en forma de arco de medio punto con puerta tachonada, que debió pertenecer al edificio primitivo.
Entre las piezas de notable valor destaca su patrón, San Roque, que es una escultura del siglo XVIII, de pequeño tamaño. También se encuentran en la misma iglesia otras tallas, como la de San José, de pequeño tamaño y buena calidad, así como las de San Francisco y San Antonio de Padua, imágenes policromadas, procedentes del templo de San Miguel Arcángel.