La Abejera Alta.jpg

Toda la zona conocida como la Abejera Alta, que se puede alcanzar por pistas de tierra y por el sendero que une la Corona del Montañon con San Roque, es una impresionante muestra de la transformación del territorio para el uso agrícola. Terrazas de piedra para los cultivos, hasta en las laderas más empinadas. Estanques, minas de agua y alpendres labrados en la roca, encauzamiento del barranco. Un trabajo paciente de generaciones, donde permanecen cultivadas solamente algunas parcelas.